correo electrónico

Un email para gente mayor

Una interfaz ultra-sencilla para los programas de correo electrónico facilitaría que personas de edad avanzada utilizaran ese sistema de comunicación. ¿Existe algo así?

Scott Adams es conocido por ser el autor de las tiras de Dilbert; pero además es una de las mentes más brillantes de las que he leído en Internet, como demuestra a menudo en su blog.

Precisamente en su blog publicaba hace ya algún tiempo el artículo E-mail for Senior Citizens (“E-mail para ciudadanos mayores”) en el que proponía un software que actuara como una capa de interfaz sobre los sistemas habituales de correo (como Gmail), ocultando los innumerables detalles y funcionalidades de esos sitios, ofreciendo a los usuarios de edad avanzada una interfaz muy, muy simple. Estas son las características que proponía:

  • Tres grandes botones: “LEER”, “ESCRIBIR” y “OTROS”.
  • No necesitar doble-click para ninguna acción.
  • Recibir únicamente correos desde direcciones existentes en su agenda, evitando así el spam.
  • Abrir automáticamente los anexos.

Por supuesto, otros usuarios podrían realizar tareas de soporte, como por ejemplo incluir nuevas direcciones en su agenda.

Scott Adams no es ningún experto en accesibilidad, pero vemos que, con un poco de sentido común y buenas intenciones, es posible idear un sistema que facilitaría que gente de edad avanzada pudiera comunicarse con sus allegados mediante el correo electrónico. Estoy seguro de que casi todos podemos pensar en alguien que conocemos que no utiliza actualmente el e-mail, pero que posiblemente lo hiciera si pudiera utilizar un sistema como el descrito más arriba.

La cuestión es: no parece que un sistema de ese tipo fuera excesivamente complicado de implementar. Entonces, ¿por qué no existe todavía? Y si existe, ¿por qué no es más popular? A veces las ideas más sencillas son las más poderosas.

Una de las tiras de Dilbert, protagonizada por su madre

¿Qué podemos esperar de Google Wave?

Todavía no tenemos acceso a Google Wave, pero lo que sabemos hasta ahora de él nos da ya algunas cosas sobre las que reflexionar.

Google ha presentado una nueva sorpresa, y se llama Google Wave. Sólo unos pocos privilegiados pueden ya probarlo, aunque el vídeo de su presentación en sociedad es suficientemente descriptivo:

En realidad, Google Wave no presenta ninguna funcionalidad totalmente innovadora: correo electrónico, mensajería instantánea/chat, compartición de archivos…; todo eso ya lo conocíamos. La verdadera novedad es que todas esas funciones están integradas en una misma interfaz, y que las actualizaciones se realizan en tiempo real. Todo un desafío.

Mientras esperamos a tenerlo entre las manos, hay algunas cosas sobre las que se puede reflexionar:

(more…)

D’oh! The attachment! A simple solution

A simple and easy solution to those forgotten attachments in e-mails. Hasn’t it happened to you?

Has this ever happened to you? You want to send a file to someone, so you write a nice e-mail explaining what it is; then you click the send button, and some minutes later you receive the reply: “ok, very nice, but … where’s the attached file?”.

Yes, you forgot to attach the file. It’s a common but hard to avoid problem; a good rule is always attach the file before writing the e-mail, but aren’t there any better ways to avoid this?

Some systems, like GMail or Thunderbird, have options to alert you when you try to send an e-mail which includes specific words (“file”, “enclose”, “photo”, …) but has no attached files. It’s a nice idea, but far from perfect: you will still miss files if the system doesn’t detect these words, or you will get an annoying alert about an attachment you don’t want to send.

A simple solution

Here’s a simpler solution: the user gets notified of how many attachments the e-mail has when he/she is about to send the e-mail, not using annoying alerts but simply including that information in the send button, like this (GMail example):

Composing a message in GMail, with the button 'Send (0 attachments)' highlighted 

So when you are going to send the e-mail, you realize that the message has no attachments. Simple and effective, don’t you think so?

(more…)

Los RSS, una revolución pendiente

Los RSS tienen una revolución pendiente: popularizarse hasta ser utilizados por la gran mayoría de usuarios de Internet.

Hace poco la consultora Forrester ha publicado dos informes sobre el uso de los RSS en marketing en los que, además de otras consideraciones, destaca el bajo nivel de utilización que esa tecnología alcanza entre los usuarios de Internet: en Estados Unidos, sólo el 2% de los adultos con acceso a la red utiliza esa tecnología (el porcentaje sube al 5% entre los jóvenes de 12 a 21 años). Y no hay motivo para pensar que el porcentaje sea mayor en otros países.

La revolución de RSS 

No obstante, es interesante destacar que el artículo de su blog que presenta estos informes ya avisa de que estos porcentajes no incluyen a los usuarios que utilizan la tecnología RSS sin saberlo (por ejemplo, en las páginas personalizadas de Mi Yahoo! o de iGoogle). Y es que creo que esa es una de las claves para la popularización de los RSS. ¿Necesitan realmente los usuarios saber qué tecnología es la que les permite estar informados de los cambios en sus páginas favoritas?

(more…)

Correo electrónico: esperamos más de ti

Recuerdo cómo un compañero de trabajo, en medio de una conversación informal, se cuestionaba que habitualmente se incluya al correo electrónico dentro de las llamadas “nuevas tecnologías“, cuando es un sistema que tiene ya más de 40 años de existencia;…

Símbolo de la arrobaRecuerdo cómo un compañero de trabajo, en medio de una conversación informal, se cuestionaba que habitualmente se incluya al correo electrónico dentro de las llamadas “nuevas tecnologías“, cuando es un sistema que tiene ya más de 40 años de existencia; razón no le faltaba.

Aún así, tengo la impresión de que el correo electrónico, a pesar de ser una herramienta de trabajo y entretenimiento básica para muchos millones de personas, está todavía lejos de ser una tecnología totalmente desarrollada en todo su potencial.

Las novedades más llamativas suelen ser más cuantitativas que cualitativas, ofreciendo más espacio o mejores buscadores (como en el caso de GMail), útiles pero no revolucionarias.

Y no me refiero ya al problema del spam (que puede ser desde curioso para algunos a exasperante para otros muchos), sino a que lleva muchos años funcionando básicamente del mismo modo, sin incluir avances o mejoras dignas de grandes menciones. Puede que no las echemos en falta porque estamos ya muy acostumbrados a su funcionamiento, pero considero que todavía están por implementarse las mejoras definitivas que harán del correo electrónico una herramienta mucho más útil y potente. Estas son algunas de ellas.

“Para” y “Cc:” parecen lo mismo, pero no lo son

En la práctica, ambos campos son utilizados de modo indistinto, ya que su efecto es el mismo: el destinatario recibe el mensaje. Pero los campos de destinatario (“Para:”) y con copia (“Cc:”) deberían estar más diferenciados, sobre todo en la “bandeja de entrada” de los receptores del mensaje. Los mensajes en los que eres el destinatario directo reclaman, en principio, mucho más tu atención que aquellos de los que simplemente recibes una copia. ¿Y si los primeros aparecieran resaltados o, simplemente en bandejas de entrada diferentes?

Ahora mismo, al enviar un mensaje para múltiples personas, no pensamos demasiado si colocamos una dirección en un campo u otro. Pero conocer que la recepción va a ser diferente en cada caso, nos permitiría distinguir claramente las personas que realmente son los destinatarios de la información, de aquellos que únicamente tienen que estar al corriente.

Casi podríamos simplificarlo así:

  • Para: “tienes que leerlo” (y, posiblemente, contestar o hacer algo)
  • Cc: “tienes que saber que se ha enviado”

(more…)

Bur(r)ocracia legal: ponlo por si acaso

Hace poco, en una de esas sesiones de navegación aleatorias que todos realizamos de vez en cuando, acabé leyendo una curiosa noticia sobre un conflicto legal relacionado con marcas de papel higiénico, con párrafos tan interesantes como este: Según los…

Una balanza con papel higiénicoHace poco, en una de esas sesiones de navegación aleatorias que todos realizamos de vez en cuando, acabé leyendo una curiosa noticia sobre un conflicto legal relacionado con marcas de papel higiénico, con párrafos tan interesantes como este:

Según los demandantes, dicha marca resultaba violatoria de la legislación andina sobre propiedad industrial toda vez que constituye un signo descriptivo que da a conocer al público consumidor las características propias del producto: dos rollos de papel higiénico contenidos en uno.

No deja de ser divertido que los litigios legales lleguen hasta la denominación que le podemos dar al material que usamos para tan higiénica tarea.

Pero no nos engañemos; en el entorno de las nuevas tecnologías no nos libramos de tales farragosidades jurídicas. De hecho, son peores, ya que frecuentemente provienen de personas y organizaciones que nadan (¿naufragan?) en un medio que apenas conocen pero al que intentan aplicar usos y hábitos de las “viejas tecnologías” (valga la expresión).

‘Este mensaje va dirigido a su destinatario’ (¡no me digas!)

No me refiero únicamente al sinsentido de equiparar la copia de contenidos digitales con un robo, que probablemente sea el que más conocemos. Sin ir tan lejos, casi todos habremos recibido algún correo electrónico que incluye un texto al final, muchas veces en varios idiomas, parecido a este:

Este mensaje va dirigido, de manera exclusiva, a su destinatario y contiene información confidencial cuya divulgación no está permitida por la ley. [bla, bla, bla..] . En caso de haber recibido este mensaje por error, le rogamos que, de forma inmediata, nos lo comunique mediante correo electrónico y proceda a su eliminación, así como a la de cualquier documento adjunto al mismo. Asimismo, le comunicamos que [más bla bla bla]….

(more…)

Barcelona, Internet Global Congress 2007, cuarto día

El jueves 19 llega el último día del congreso. Por la mañana, acudo a la sesión de empresa; por la tarde, a la de sociedad. Potenciar las ventas a través de Internet El primer ponente es Jaap Favier, analista de…

El jueves 19 llega el último día del congreso. Por la mañana, acudo a la sesión de empresa; por la tarde, a la de sociedad.

Sesión sobre Internet para personas mayores

Potenciar las ventas a través de Internet

El primer ponente es Jaap Favier, analista de FORRESTER, que insiste (él también) en la evolución de la publicidad, y cómo el hecho más sorprendente ahora mismo es que los usuarios confían en la opinión de otros usuarios casi tanto como en su familia o amigos. Muy interesante la clasificación piramidal que hace de las personas en las redes sociales de Internet, de la cumbre a la base: creadores (de contenidos), críticos, colectores (filtradores) y los pasivos (couch potatoes los llama). También indica de qué modo las empresas deberían dirigirse a cada grupo. Una idea que me resulta novedosa: las redes sociales son más utilizadas por mujeres que por hombres. Me quedo con las ganas de preguntarle si cree que la confianza en otros usuarios disminuirá a medida que las empresas se den cuenta e intenten aprovecharse de ella.

(more…)

Vaya con la protección contra el spam

No hace mucho me encontré con este correo en la bandeja de entrada de GMail: Curioso, ¿no? Un correo desde Yahoo.com, en el que la firma automática presume de the best spam protection around, y resulta que… ¡el propio correo…

No hace mucho me encontré con este correo en la bandeja de entrada de GMail:

Spam desde Yahoo.com

Curioso, ¿no? Un correo desde Yahoo.com, en el que la firma automática presume de the best spam protection around, y resulta que… ¡el propio correo es spam! (por si no se ve demasiado bien, la imagen inferior incluye precios de Viagra, Valium, etc.).

Debe de ser que la protección es únicamente para sus usuarios 😐

Es más; al intentar confirmar que el correo venía realmente desde Yahoo, descubro que GMail, junto a la dirección del remitente (arriba a la derecha), ha insertado dos pequeños mensajes:

Firmado por: yahoo.com | Enviado por: yahoo.com

Investigando un poco, averiguo que estos mensajes son consecuencia de la utilización de una tecnología denominada DomainKeys que, en pocas palabras, permite confirmar que el correo proviene realmente desde un determinado servidor y, de ese modo, facilitar la detección y eliminación de spam.

Aunque, como se comprueba en este caso, no existe todavía una panacea contra estos molestos mensajes. Como se explica en este blog, la autenticación del remitente es sólo un paso más en la lucha contra el spam.