Dilbert

Un email para gente mayor

Una interfaz ultra-sencilla para los programas de correo electrónico facilitaría que personas de edad avanzada utilizaran ese sistema de comunicación. ¿Existe algo así?

Scott Adams es conocido por ser el autor de las tiras de Dilbert; pero además es una de las mentes más brillantes de las que he leído en Internet, como demuestra a menudo en su blog.

Precisamente en su blog publicaba hace ya algún tiempo el artículo E-mail for Senior Citizens (“E-mail para ciudadanos mayores”) en el que proponía un software que actuara como una capa de interfaz sobre los sistemas habituales de correo (como Gmail), ocultando los innumerables detalles y funcionalidades de esos sitios, ofreciendo a los usuarios de edad avanzada una interfaz muy, muy simple. Estas son las características que proponía:

  • Tres grandes botones: “LEER”, “ESCRIBIR” y “OTROS”.
  • No necesitar doble-click para ninguna acción.
  • Recibir únicamente correos desde direcciones existentes en su agenda, evitando así el spam.
  • Abrir automáticamente los anexos.

Por supuesto, otros usuarios podrían realizar tareas de soporte, como por ejemplo incluir nuevas direcciones en su agenda.

Scott Adams no es ningún experto en accesibilidad, pero vemos que, con un poco de sentido común y buenas intenciones, es posible idear un sistema que facilitaría que gente de edad avanzada pudiera comunicarse con sus allegados mediante el correo electrónico. Estoy seguro de que casi todos podemos pensar en alguien que conocemos que no utiliza actualmente el e-mail, pero que posiblemente lo hiciera si pudiera utilizar un sistema como el descrito más arriba.

La cuestión es: no parece que un sistema de ese tipo fuera excesivamente complicado de implementar. Entonces, ¿por qué no existe todavía? Y si existe, ¿por qué no es más popular? A veces las ideas más sencillas son las más poderosas.

Una de las tiras de Dilbert, protagonizada por su madre

Quejas sobre la poca usabilidad de Windows… ¡de Bill Gates!

Es fácil suponer que cualquier usuario de Windows ha sufrido en alguna ocasión problemas con ese sistema operativo que le han hecho sentir la necesidad de comprobar el valor de la aceleración de la gravedad mediante su ordenador. Uno puede…

Bill Gates, sorprendido usando un MacEs fácil suponer que cualquier usuario de Windows ha sufrido en alguna ocasión problemas con ese sistema operativo que le han hecho sentir la necesidad de comprobar el valor de la aceleración de la gravedad mediante su ordenador. Uno puede preguntarse en esos casos “¿qué hará Bill Gates cuando le pasa algo así mientras utiliza Windows?“.

Eso es precisamente lo que se cuenta en seattlepi.com (comentado en español en Abadía Digital); el artículo incluye (también en un PDF de 5 páginas) un correo electrónico que, en 2003, Bill Gates hizo llegar a diferentes personas de Microsoft después de intentar él mismo instalar un determinado software (Windows Movie Maker); en él hace referencia expresa a la falta de usabilidad del proceso de instalación de software de Windows, y también del sitio web de Microsoft.

Es más, han incluido también un audio con la lectura dramatizada del correo, que es lo más parecido a escuchar al propio Bill Gates quejándose de Windows y de Microsoft. Imprescindible. (more…)

La estupidez de la multitud: un artículo ‘llorica’ para Menéame

Una de las frases prefabricadas que se ha puesto de moda con todo eso de la web 2.0 es “Wisdom of Crowds” (algo así como “sabiduría de la multitud“). ¿En qué se basa esa sabiduría? En la participación de un…

Tira de DilbertUna de las frases prefabricadas que se ha puesto de moda con todo eso de la web 2.0 es “Wisdom of Crowds” (algo así como “sabiduría de la multitud“). ¿En qué se basa esa sabiduría? En la participación de un gran número de usuarios (cosa que permiten cada vez más las nuevas tecnologías), de modo que de las aportaciones individuales espontáneamente surge una supuesta inteligencia colectiva (algo parecido a lo que el rebuscado vocabulario empresarial llama “sinergia”).

En la práctica podemos pensar en sitios web como Menéame, en la que la “inteligencia colectiva” hace que se publiquen las noticias más interesantes; o en Amazon, cuyo gran número de clientes le permite sugerirnos (con bastante acierto) libros que pueden interesarnos, a partir de lo que otras personas con perfil similar al nuestro han comprado.

Pero… algo chirría; la cosa no es tan sencilla ni funciona tan bien como podría parecer. De hecho, va en contra de una de esas ideas más o menos difusas que te llegan por diferentes medios, bajo diferentes formas, y que te hacen abrir los ojos ante algo que, a partir de entonces, pasa a ser obvio: las comunidades suelen ser bastante más estúpidas que sus miembros individuales.

Esa tendencia la encuentro expuesta en muchas fuentes diferentes de las que considero “de referencia”, lo que no hace más que confirmarme su validez: las tiras de Dilbert (como la que incluyo), en el blog de Scott Adams (su autor), en el entretenidísimo libro “Elogio del Imbécil“, …; y de los innumerables ejemplos de la vida real, voy a explicar el que me llevó a escribir este artículo.

Lloriqueando en Menéame

Para los que no conozcáis Menéame, se trata de un sitio colaborativo en la que los usuarios votan los enlaces hacia artículos y noticias que se han enviado, de modo que los más votados se publican “en portada”, consiguiendo entonces un importante número de visitas del resto de usuarios. Los votos pueden ser positivos (si se considera interesante el enlace) o negativos (si se considera que no es interesante, que está repetida, que es irrelevante etc.).

Al grano: en septiembre envié un enlace hacia una página de mi sitio web con una foto sobre la llegada del otoño que me parecía divertida. Sorprendentemente, me encontré con que la noticia había recibido varios votos negativos.

Por curiosidad, me puse a hacer un análisis de los votos negativos, que resultaron ser estos:

  • 1 voto errónea. Entiendo que una noticia puede ser errónea, pero ¿cómo puede serlo una foto curiosa? Quizás si el enlace estuviera mal puesto… Pero no era el caso.
  • 2 votos irrelevante. Por supuesto que es irrelevante; un enlace que está en la categoría “curiosidades” no pretende tener una gran relevancia.
  • 6 votos spam. Los votos spam significan que el enlace se ha enviado únicamente para promocionar un sitio web propio. En este caso es cierto que el enlace sí era de mi sitio web. Es relativamente fácil evitar ser catalogado como spam, siempre que no se haga de modo abusivo; por ejemplo, creando un usuario “falso” para hacerlo, pidiendo a otro usuario que envíe el enlace, etc. Pero ¿por qué tenía que esconderme para enviar una foto que me parecía divertida para que la vieran los demás? Menéame tiene ya un filtro automático que evita que se abuse del spam, pero muchos usuarios tienen además una obsesión en contra de los enlaces a sitios propios, por muy interesantes que sean.

Puse este mismo análisis en un comentario de Menéame para compartir la reflexión: quizás muchos votos (no sólo los de este enlace) no tenían mucho sentido, o no se entendía correctamente el sentido de los votos negativos; lo que conseguí fue un apelativo de “llorica” que me hizo pensar todavía más sobre ello.

(more…)

El ‘problema’ de Linux es que nos hace… elegir

Hace unos meses escribía un artículo titulado “El ‘problema’ de Linux es que nos hace pensar“, en el que hablaba de una posible causa por la que Linux podía no extenderse entre los usuarios menos expertos en informática: les obliga…

Dudando...Hace unos meses escribía un artículo titulado “El ‘problema’ de Linux es que nos hace pensar“, en el que hablaba de una posible causa por la que Linux podía no extenderse entre los usuarios menos expertos en informática: les obliga a hacer elecciones (distribución, entorno de escritorio, hardware, …) que no son su objetivo y para las que no están informados ni en las que quieren perder tiempo.

En ningún momento afirmaba que la “culpa” fuera de los desarrolladores, de la comunidad, de los fabricantes o de cualquier otro. Se trataba de una crítica constructiva orientada a conseguir que Linux llegara por fin a cualquier usuario.

La mayoría de las críticas al artículo parecían ir simplemente contra el título, sin referirse realmente a su contenido. Por eso he cambiado en este artículo “pensar” por “elegir”, ya que se ajusta más a la esencia del problema.

(more…)

No desprecies tu intuición

Por coincidencia, dos de los blogs que leo habitualmente han escrito hace poco sobre algo que, aunque ellos no lo nombren explícitamente, yo describiría como intuición contra conocimiento formal; en pocas palabras, ambos se refieren a la capacidad que tenemos…

Por coincidencia, dos de los blogs que leo habitualmente han escrito hace poco sobre algo que, aunque ellos no lo nombren explícitamente, yo describiría como intuición contra conocimiento formal; en pocas palabras, ambos se refieren a la capacidad que tenemos en ocasiones de realizar tareas de forma no razonada, sin seguir reglas establecidas. Es ese conocimiento que tenemos en ocasiones, que surge de manera natural, pero sin que sepamos explicar exactamente cómo.

The Dilbert BlogLos blogs a los que me refiero son de temáticas totalmente distintas: uno de ellos es The Dilbert Blog, creado por el dibujante de Dilbert, Scott Adams. A pesar de su título, los artículos pocas veces tienen que ver con sus tiras cómicas; se trata más bien de contenidos e ideas personales, eso sí, contados con el mismo humor (ligeramente) ácido de las tiras de Dilbert.

(more…)