Linux

El ‘problema’ de Linux es que nos hace… elegir

Hace unos meses escribía un artículo titulado “El ‘problema’ de Linux es que nos hace pensar“, en el que hablaba de una posible causa por la que Linux podía no extenderse entre los usuarios menos expertos en informática: les obliga…

Dudando...Hace unos meses escribía un artículo titulado “El ‘problema’ de Linux es que nos hace pensar“, en el que hablaba de una posible causa por la que Linux podía no extenderse entre los usuarios menos expertos en informática: les obliga a hacer elecciones (distribución, entorno de escritorio, hardware, …) que no son su objetivo y para las que no están informados ni en las que quieren perder tiempo.

En ningún momento afirmaba que la “culpa” fuera de los desarrolladores, de la comunidad, de los fabricantes o de cualquier otro. Se trataba de una crítica constructiva orientada a conseguir que Linux llegara por fin a cualquier usuario.

La mayoría de las críticas al artículo parecían ir simplemente contra el título, sin referirse realmente a su contenido. Por eso he cambiado en este artículo “pensar” por “elegir”, ya que se ajusta más a la esencia del problema.

(more…)

El ‘problema’ de Linux es que nos hace pensar

Igual que en el mundo de la usabilidad web, un requisito para que Linux se extienda entre la gran mayoría de usuarios de ordenadores personales es, simplemente, que no les haga pensar.

(in English: Biggest Linux problem: it makes users think)

Leyendo este artículo sobre aplicaciones “sin rival” para Linux (visto en meneame.net), y sobre todo, leyendo los comentarios en ambas páginas, se da uno cuenta de cuál puede ser uno de los factores que juegan en contra de la expansión de Linux entre los usuarios menos expertos: Linux nos hace pensar. Sí, por paradójico que parezca, eso es un factor en contra; una idea similar la encontramos en otra área.

La usabilidad web

Portada del libro 'No me hagas pensar'Uno de los mejores libros para introducirse en el mundo de la usabilidad web (y sin duda, uno de los más divertidos y entretenidos) es “No me hagas pensar“, de Steve Krug.

En ese título se resume perfectamente el espíritu de la usabilidad web: el objetivo del diseño de un sitio en Internet debería ser que los usuarios encontraran la información que les interesa de un modo natural, sin tener que pensar cómo llegar a ella. Dicho de otro modo: si el usuario tiene que preguntarse cómo funciona tu sitio, es que tiene algún problema de diseño -el sitio, no el usuario :)-.

Encontrar un ejemplo es fácil: el objetivo de alguien que visita una librería virtual es encontrar (y posiblemente comprar) un libro que le interese, no aprender cómo funciona ese sitio web. Dicho de otro modo: no aprenderá su funcionamiento mientras “se las apañe” y consiga su objetivo. Y lo que es más: en cuanto se vea en alguna dificultad seria, abandonará el sitio y probará en el de la competencia.

(more…)