humor

Los 9 mandamientos de Tim Minchin

Una transcripción y adaptación del discurso del cómico australiano en una ceremonia de graduación. No, no es el típico discurso motivacional.

Tim Minchin durante su discurso en la UWAEl popular cómico Tim Minchin fue invitado a dar un discurso en la ceremonia de graduación de la UWA (University of Western Australia) en 2013. Me ha parecido que merecía la pena extraer y adaptar su contenido para ponerlo por escrito porque creo que, lejos de ser el típico alegato a favor del esfuerzo y de perseguir los sueños (que tanto sufrimos en forma de textos de autoayuda y/o para emprendedores) tiene un contenido real y práctico que puede servir para, al menos, hacernos pensar unos momentos.

Que lo disfrutéis.

Discurso de Tim Minchin

En tiempos más oscuros hice una actuación dentro de un evento para una gran empresa que creaba y vendía software para contabilidad. En un intento, supongo, de inspirar a sus vendedores metas más altas habían pagado doce de los grandes a un “conferenciante inspirador”, que era ese tío de deporte extremo que perdió un par de extremidades por congelación al quedar atrapado en el saliente de alguna montaña.

Fue muy raro.

(more…)

De evangelistas a abogados de usuario

Dos “profesiones” que pueden parecer alejadas de la tecnología e incluso opuestas entre sí, pero que tienen mucho que ver con la usabilidad y la User eXperience (UX).

Jakob Nielsen, en su doble personalidad como evangelista y como abogadoSiempre me ha parecido algo vacío el debate terminológico que enfrenta conceptos como el ingenieril ‘usabilidad’, el académico ‘interacción persona-ordenador’, el metodológico ‘diseño centrado en el usuario’, el pragmático ‘diseño de interacción’ o el más genérico y cool experiencia de usuario’. En el fondo, creo que todos ellos se refieren básicamente a la misma problemática, aunque enfocada quizás desde diferentes perspectivas.

Sin embargo, en esas definiciones y clasificaciones no he encontrado ningún aporte que se traduzca en un resultado práctico para el desarrollo de mejores interfaces; de hecho, algunos intentos casi parecen paródicos.

Diagrama con las disciplinas de la UX

No, venga… ¿en serio?

Es por eso que me resistía a aportar más elementos a tamaño maremágnum; sin embargo, creo que rescatar dos conceptos como ‘usability evangelist‘ y ‘user advocate‘ puede servir, al menos, para no perder de vista cuál es el fin último de los que nos dedicamos (con más o menos acierto) a esa disciplina.

(more…)

Sobre la adaptación española de Cheers

Crear una nueva versión de un clásico es arriesgado, peligroso, y a menudo tiene como consecuencia que nos hagamos una pregunta: ¿era necesario?

Me entero de que anoche se estrenó una adaptación de una de las mejores comedias que servidor ha tenido la ocasión de disfrutar en televisión: Cheers. No tuve el gusto la oportunidad de sufrirla verla, pero las críticas parecen confirmar lo que podíamos esperar:

Charlton Heston grita '¡Maniáticos! ¡Lo habéis destruido!' al ver la adaptación. 

Las comparaciones son odiosas, pero en este caso, además, son aplastantes:

Si el Ministerio de Cultura estuviera dirigido por un constructor…

… llegaría a la conclusión de que el problema del mercado inmobiliario no es la actual crisis económica ni el exceso de viviendas, sino que es la gente que deja que otros entren en su casa.

Camión del Ministerio de CulturaPorque la construcción no es simplemente una industria, sino que crea hogares que proporcionan un bienestar a los que los utilizan. Y si dejamos que las personas se visiten unas a otras para utilizar las cocinas, los aseos o los garajes ajenos, estaremos impidiendo que esas mismas personas contraten, construyan y paguen sus propias obras.

Y sí, es cierto que los propietarios ya pagaron (o siguen pagando) la construcción; pero no es menos cierto que hay otros que la están disfrutando de manera totalmente gratuita. Por tanto, deberíamos prohibir las visitas entre los ciudadanos; el que quiera una casa, que se la pague él.

Es cierto que imponer una medida así sería muy difícil de aplicar en la práctica; para compensarlo, adicionalmente se crearía un canon que pagarían todos los ciudadanos al comprar bicicletas, automóviles o incluso zapatos; porque, si bien es cierto que muchos de ellos los utilizarían para fines totalmente lícitos, no es menos cierto que también habría ciudadanos que utilizarían esos medios con el detestable propósito de desplazarse para disfrutar edificios ajenos.

Ese canon debería ser cobrado y administrado por una sociedad  privada ya que, aunque es posible que los albañiles sean los que hacen el trabajo efectivo, no hay que olvidar que esa sociedad tendría antes el cometido de  compensar a constructores, arquitectos, inmobiliarias, promotores y otros intermediarios. Y si quedara algo después de eso, también a los albañiles.

A continuación, sería necesario crear una ley contra los editores de planos, callejeros y guías turísticas que puede que no comentan ilegalidades directamente, pero sí facilitan que otros encuentren y se desplacen a esas construcciones que no son suyas y por las que no han pagado.

De cara al futuro, ante la previsión de que todas esas medidas no fueran suficientes, habría que estudiar otras acciones; por ejemplo, controlar todas las viviendas y cobrar el canon a los ciudadanos cada vez que salieran a la calle. No podemos dejar que desaparezca una industria tan importante como la de la construcción.

Campaña contra la piratería inmobiliaria 

PS: Este escrito es ficción; cualquier parecido con la realidad es, por supuesto, pura coincidencia. Porque a nadie se le ocurriría algo así, ¿verdad?

How many usability experts does it take to change a light bulb?

Just one. But she would have to:

  1. Complain about not being notified before installing the current light bulb.
  2. Find out who wants to change the light bulb, why he wants to do it, and what does he know about electricity.
  3. Search 5 regular light-bulb changers. She wouldn’t find them, so she would recruit 3 coworkers, 1 friend, and the company’s secretary.
  4. Watching the people changing the light bulbs, she would conclude that:
    • nobody notices the tiny text about what kind of bulb should be used;
    • the light-bulb changers don’t know how to screw the bulb;
    • there is no visual clue of the bulb’s temperature: two people would get burned;
    • everyone would prefer changing the bulbs just pushing a button (like Google does);
  5. She would write a 84-pages report about issues changing light bulbs and how to fix them.
  6. The original light bulb would remain unchanged.

¿Cómo cambiaría una bombilla un experto en usabilidad?

Si un experto en usabilidad tuviera que cambiar una bombilla, seguiría más o menos estos pasos:

  1. Se quejaría de que no le hubieran avisado antes de poner la bombilla actual.
  2. Antes de nada, intentaría averiguar quién quiere cambiar la bombilla, por qué quiere hacerlo, y cuáles son sus conocimientos sobre electricidad.
  3. Para las pruebas, buscaría a 5 cambiadores habituales de bombillas. Como no los encontraría, reclutaría a 3 compañeros de trabajo, 1 amigo suyo, y a la secretaria de su empresa.
  4. Viendo a las otras personas cambiar bombillas, llegaría a la conclusión de que:
    • nadie ve la pegatina en la que se indica el tipo de bombilla que debe usarse;
    • los cambiadores no se saben en qué dirección debe girarse la bombilla para quitarla;
    • no hay indicación visual de la temperatura de la bombilla: dos personas se queman los dedos;
    • todos preferirían cambiar las bombillas simplemente pulsando un botón (como en Google);
  5. Escribiría un informe de 84 páginas describiendo los problemas que surgen cambiando bombillas, y cómo corregirlos.
  6. La bombilla original seguiría sin ser cambiada.