psicología

Los 9 mandamientos de Tim Minchin

Una transcripción y adaptación del discurso del cómico australiano en una ceremonia de graduación. No, no es el típico discurso motivacional.

Tim Minchin durante su discurso en la UWAEl popular cómico Tim Minchin fue invitado a dar un discurso en la ceremonia de graduación de la UWA (University of Western Australia) en 2013. Me ha parecido que merecía la pena extraer y adaptar su contenido para ponerlo por escrito porque creo que, lejos de ser el típico alegato a favor del esfuerzo y de perseguir los sueños (que tanto sufrimos en forma de textos de autoayuda y/o para emprendedores) tiene un contenido real y práctico que puede servir para, al menos, hacernos pensar unos momentos.

Que lo disfrutéis.

Discurso de Tim Minchin

En tiempos más oscuros hice una actuación dentro de un evento para una gran empresa que creaba y vendía software para contabilidad. En un intento, supongo, de inspirar a sus vendedores metas más altas habían pagado doce de los grandes a un “conferenciante inspirador”, que era ese tío de deporte extremo que perdió un par de extremidades por congelación al quedar atrapado en el saliente de alguna montaña.

Fue muy raro.

(more…)

Y tu web, ¿es de chocolate o de fruta?

Un experimento psicológico nos ayuda a entender por qué es tan importante que nuestras interfaces sean sencillas y “no hagan pensar” al usuario.

Ocurre a veces. Después de estudiar en detalle una aplicación o un sitio web para entender bien cómo funciona y cuál es su propósito, pasas a proponer un prototipo o un rediseño de las páginas o pantallas con el loable objetivo de que sea más inteligible y fácil de usar para sus usuarios. Y entonces, alguien (habitualmente responsable del producto) dice algo parecido a esto:

  • “Bueno… Tampoco hace falta que sea tan sencillo”.
  • “Nuestros usuarios no son tontos; ya saben algo del tema”.
  • “Es que hacen falta unos conocimientos mínimos para usar esto”.
  • “No pretendemos que cualquiera pueda usar nuestro producto”.

Ante lo cual tú, que eres el “experto” en estas cosas, puedes reaccionar de dos modos: o te agarras a tu autoridad y a la máxima de hacer las cosas lo más sencillas posibles, e intentas que se tengan en cuenta tus sugerencias; o bien sufres una crisis de fe y te preguntas si realmente es necesario hacerlo todo tan sencillo, o hasta dónde tenemos que llevar aquello de “No me hagas pensar” del libro de Steve Krug.

Pues bien: en esos momentos de duda existencial viene al rescate un experimento realizado a finales de los 90 por los psicólogos de la Universidad de Iowa, Baba Shiv y Alexander Fedorikhin. (more…)

Sobre peces y diseño emocional

Un ejemplo de cómo los diferentes niveles de diseño emocional se pueden tener en cuenta a la hora de diseñar cualquier elemento.

Hace algunos días me encontraba explicándole a alguien el procedimiento para introducir nuevos peces en un acuario (sí, ese es mi vicio húmedo), cuando me di cuenta de que probablemente el destinatario iba a olvidarlas rápidamente… Los pasos son, básicamente, estos:

  1. Introducir la bolsa con los peces dentro del acuario, sin abrirla.
  2. Pasados unos minutos, tomar una pequeña cantidad de agua del acuario e introducirla en la bolsa.
  3. Pasados unos minutos más, sacar los peces de la bolsa e introducirlos en el acuario; desechar el agua de la bolsa (no vaciarla en el acuario).

De algún modo, eso me hizo recordar los tres niveles de diseño emocional descritos por Donald Norman en su libro Emotional Design: visceral, conductual y reflexivo.

Las instrucciones, dadas de ese modo, tienen poco contenido emocional, lo que hace que perduren poco tiempo en la memoria. Únicamente se contempla el nivel intermedio de los tres, el conductual, y de manera poco profunda, proporcionando únicamente información sobre cómo hay que hacer las cosas. Nada más.

¿Sería posible modificar esas instrucciones para que afectaran a los otros niveles del diseño emocional, y fueran así de mayor impacto y mejor recordadas por los usuarios? Se me ocurrió entonces algo así…

(more…)

Heurísticas de usabilidad psicológicas (artículo en UX Magazine)

Sobre la publicación, en una conocida revista online, de un artículo proponiendo heurísticas de usabilidad basadas en la investigación psicológica.

La popular revista online UX Magazine ha publicado un artículo mío sobre heurísticas de usabilidad psicológicas. El artículo es una adaptación de una entrada reciente de este blog, y ha sido una alegría triple: por la publicación en sí, porque ha sido por iniciativa de la propia revista, y porque es señal de que puede merecer la pena el esfuerzo de escribir en inglés (cosa que empezaba a dudar).

Psychological Usability Heuristics (UX Magazine)

Publicación del artículo en UX Magazine 

Sobre el artículo

Para los que no hayan leído el artículo (o tengan alguna dificultad con el inglés), en él se propone tomar como referencia una lista de hallazgos psicológicos relacionados con el diseño de interfaces recopilados por Susan Weinschenk, y convertirlos en principios que pueden ser utilizados a la hora de realizar evaluaciones heurísticas de usabilidad. Se incluye también una hoja de cálculo que facilitaría su uso en evaluaciones reales.

“The Emotion Machine” y algunas reflexiones

Una revisión y algunas ideas surgidas a partir del último libro de Marvin Minsky.

The Emotion Machine (by Marvin Minsky)Recientemente he terminado de leer “The Emotion Machine“, la última obra de Marvin Minsky; Minsky es considerado uno de los pioneros de la Inteligencia Artificial, y entre sus múltiples logros está, por ejemplo, haber creado el primer simulador de red neuronal. Es un auténtico gurú en la materia (si es que esa palabra puede utilizarse todavía sin connotaciones negativas).

En este libro, Minsky profundiza en un modelo de mente humana que ya había empezado a describir en su obra anterior. Resulta algo paradójico que algunos de los resultados de la Inteligencia Artificial más novedosos hayan sido descripciones de la mente humana y, especialmente, de su funcionamiento. La Inteligencia Artificial necesita y define los procesos mentales para reproducirlos en un ordenador; por tanto su nivel de descripción de esos procesos está en un interesante nivel funcional intermedio entre el nivel de detalle de la neurología y de las estructuras cerebrales, y algunas clasificaciones muy genéricas (y excesivamente simplistas) de la psicología clásica.

No es la primera vez que leo sobre la idea de que la informática consigue resultados verdaderamente importantes en campos a priori ajenos a los ordenadores. Minsky menciona que la informática nos ha dotado de conceptos que permiten describir mejor nuestra mente. Por ejemplo, para él los procesos mentales se pueden clasificar, de modo similar a los lenguajes de programación, en “interpretados” y “compilados”; los primeros se corresponden con habilidades que no tenemos automatizadas y que debemos realizar “paso a paso” (el nivel que tenemos como aprendices), y los segundos podemos realizarlos de un modo automático (como los realiza un experto, de manera casi inconsciente). Como decía Dijkstra, “la informática no trata más sobre ordenadores de lo que la astronomía trata sobre telescopios”.

Un modelo de la mente

Para Minsky, los modelos de mente humana que consisten en estados y procesos individuales son demasiado simples. Cree que es mejor considerar la mente como un conjunto de recursos o capacidades (una “nube”) que pueden activarse en diferentes momentos. Así, los “estados mentales” estarían definidos por el conjunto concreto de recursos que estarían activos en ese momento.

La mente como un conjunto (o nube) de recursos

(more…)

Nuestro defectuoso código moral (o por qué somos tan tramposos)

Si todos tenemos tan claro que hacer trampa está mal, ¿por qué hay entonces tantos casos de corrupción, robo, soborno? Dan Ariely nos da algunas respuestas.

Ahora que desgraciadamente vuelven a estar “de moda” los casos de corrupción (especialmente en la política), resulta interesante preguntarse si ser un tramposo es algo intrínseco al ser humano; ¿qué le pasa a nuestro código moral? De eso habla Dan Ariely en una de las fantásticas charlas del TED que, dicho sea de paso, deberían ser obligatorias para la población en general.

Carátula de la película 'El golpe' ('The sting')

Ariely empieza narrando su experiencia personal en un hospital para escenificar que nuestras intuiciones no bastan para estudiar un fenómeno: es necesario cuestionarlas y experimentar de un modo científico para poder llegar a resolver los problemas. Aplicado a lo que nos interesa implica que para entender por qué hacemos trampas no basta con nuestras opiniones: tenemos que observarlo desde un punto de visto científico.

(more…)

Los hombres lo prefieren más rápido… (o no)

Un estudio sobre preferencias de hombres y mujeres en la visita de páginas web ofrece resultados interesantes, pero… ¿hasta qué punto son válidos?

Leo hoy varios artículos y referencias a un estudio según el cual, a la hora de navegar por Internet, los hombres valoran más que las mujeres la velocidad de descarga, mientras que estas últimas ponen más importancia en la facilidad de uso. No cabe duda de que el titular es lo suficientemente llamativo como para que se haya difundido por la red, pero una lectura más detenida hace surgir algunas dudas (ya se sabe que no se puede fiar uno de la mayoría de estudios que se publican en los medios).

Algunos resultados del estudio
  • Para empezar, cabría preguntarse si las diferencias son estadísticamente significativas; es decir, si la diferencia es suficientemente grande como para que signifique realmente algo, o es simplemente consecuencia de una variación aleatoria.
  • También habría que tener en cuenta la representatividad de la muestra: no se pueden extrapolar los resultados obtenidos de un grupo de estudiantes universitarios a la población en general.
  • Y por último, la más sutil pero no la menos importante: hay una gran diferencia entre lo que las personas dicen, y lo que realmente hacen. Así que no basta con una encuesta para conocer los hábitos de los usuarios; especialmente cuando estamos hablando de usabilidad y experiencia de usuario, se trata de observar lo que hacen, NO lo que dicen.

Siempre es interesante conocer los resultados de este tipo de estudios, pero no está de más ponerlos en cuarentena, especialmente cuando son tan llamativos como en este caso.

¿Cuántos habrán leído realmente el artículo original que da pie a la noticia?

Por qué Twitter no les interesa

Twitter triunfa entre los usuarios más avanzados, pero ¿por qué no se extiende entre el resto de usuarios? Quizás porque no combina bien dos aspectos complementarios.

Mirando a mi alrededor, podría afirmar que Twitter no acaba de extenderse tanto como podría augurarse en sus inicios; no sé si será un proceso habitual pero un síntoma es que, por ejemplo, he entrado en una fase en la que borro más contactos de los que agrego.

Además, Twitter parece que sigue siendo popular en mayor medida entre usuarios de un perfil más técnico, pero a muchos usuarios domésticos sigue sin convencerles; simplemente, no les aporta nada que no tengan ya a través de la mensajería instantánea (léase Messenger) o redes sociales como Facebook o Tuenti. Esa sensación personal está en consonancia con algunos artículos y estudios sobre el tipo de mensajes que suelen enviar los usuarios de Twitter.

Viñeta de Mauro Entrialgo sobre Twitter

Viñeta de Mauro Entrialgo

¿Por qué Twitter sigue sin dar ese salto hacia la gran masa de usuarios? Como ya comenté, motivos importantes podrían ser la falta de integración con el Messenger de Microsoft, o algunos problemas de usabilidad que todavía persisten. Aunque reflexionando un poco más sobre el tema, puede que los motivos sean un poco más profundos.

(more…)

Analítica web y usabilidad: condenados a entenderse

Desde que realicé el proyecto final de carrera (Ingeniería informática en la UIB) sobre análisis de logs de servidores web (web data mining), me he preguntado por qué esa disciplina se trataba de un modo tan independiente (y habitualmente por…

Desde que realicé el proyecto final de carrera (Ingeniería informática en la UIB) sobre análisis de logs de servidores web (web data mining), me he preguntado por qué esa disciplina se trataba de un modo tan independiente (y habitualmente por expertos también independientes) al de la usabilidad web. Al fin y al cabo, ¿no se trata de conocer cómo utilizan los usuarios la web? Cuando se dicen cosas como “nuestros usuarios son así”, o “la mayoría de usuarios utilizan más esta funcionalidad”, ¿hasta qué punto se saben realmente?

Cualquiera que haya tratado mínimamente con las técnicas de análisis web sabe que extraer conclusiones del análisis de accesos es mucho más complicado de lo que podría parecer: filtrar bots, identificar usuarios únicos y sesiones,… Las técnicas que se utilizan son siempre heurísticas que dan resultados aproximados y que hay que saber interpretar.

Esquema de accesos web: hits, páginas vistas, sesiones, usuarios

Hasta que hace unos días he leído un artículo en el blog de Xperience Consulting que se plantea si ambas disciplinas son contrarias una a la otra. La respuesta es, obviamente, que no; no son opuestas, sino complementarias. Como dice Avinash Kaushik, la analítica web nos dice QUÉ están haciendo los usuarios, mientras la usabilidad web nos dice POR QUÉ lo hacen.

Por ejemplo, una herramienta de análisis web (como Google Analytics) nos puede indicar que un gran número de usuarios abandonan un proceso de compra de 4 pasos en el tercer paso, pero no nos dirá por qué. Para eso podemos hacer un estudio de usabilidad con usuarios reales y comprobar que no pasan de ese punto porque les obliga a introducir un dato que no entienden.

Sin embargo, en muchas ocasiones estas técnicas son explotadas de manera independiente: el departamento de Sistemas (o el de Márqueting) hace un análisis de los accesos, mientras que por otro lado el departamento de Desarrollo o Diseño web utiliza (si lo hace) técnicas de usabilidad web. Aunque parece que la cosa podría mejorar con nuevas metodologías de desarrollo.

(more…)

House y la compensación de riesgos

En el capítulo de House de la semana pasada, durante una discusión, el ácido doctor soltaba el siguiente razonamiento: Si quieres que la gente conduzca mejor, quita los airbags y pon un machete apuntando al cuello; nadie pasará de 10…

En el capítulo de House de la semana pasada, durante una discusión, el ácido doctor soltaba el siguiente razonamiento:

Si quieres que la gente conduzca mejor, quita los airbags y pon un machete apuntando al cuello; nadie pasará de 10 por hora.

Drástico pero acertado, como casi siempre. La frase es para hacerle pensar a uno; parece obvio que es conveniente mejorar la seguridad de los automóviles pero… ¿de verdad se reducen los daños cuando se aumenta la seguridad de los vehículos?

Antiguo casco de fútbol americanoMe recordó a algo que leí sobre los cascos de fútbol americano y la llamada teoría de compensación del riesgo; en la década de 1.940 se introdujeron los cascos de plástico en la liga norteamericana, lo que suponía una mayor protección para los jugadores. Sorprendentemente, las estadísticas mostraron que después de la introducción de esos nuevos cascos las lesiones relacionadas (cuello, cabeza) habían aumentado considerablemente.

¿Qué ocurría? Los jugadores de fútbol americano, al sentirse más protegidos por los nuevos cascos, actuaban de forma más arriesgada y usaban la propia protección del casco como elemento ventajoso. Y eso mismo es lo que expresa la teoría de compensación del riesgo:

(more…)