menéame

Menéame diario (propuesta)

Una propuesta de portada complementaria para Menéame, más cercana a los sitios webs tradicionales de noticias, y que incluye funcionalidades de hemeroteca.

eli leyendo 'menéame diario'Muchos conocéis Menéame, un sitio web colaborativo en el que los usuarios envían y votan (“menean”) enlaces a noticias y artículos de Internet, y los más votados (los que los usuarios consideran más interesantes) aparecen publicados en la portada. Una portada que es, básicamente, una lista de las historias publicadas, ordenadas cronológicamente (primero la más reciente).

Los usuarios más avezados están acostumbrados a ese formato, pero es evidente que la portada dista bastante de una web típica de un diario; probablemente eso hace que usuarios que la desconocen difícilmente identifiquen su funcionamiento. Además, el diseño promociona de manera muy obvia las funcionalidades sociales del sitio (votar las noticias, comentarios, puntuación o “karma” de cada noticia, etc.). ¿Cómo podríamos hacer que Menéame fuera menos árido para los visitantes ocasionales del sitio?

(more…)

La Arquitectura de Información era esto

Los problemas de Arquitectura de Información (AI) son habituales en muchos sitios web; aquí se incluyen un par de ejemplos que ilustran qué es la AI, y por qué se producen esos problemas.

Con motivo de la puesta en marcha de la polémica nueva web del Senado, se generó una pequeña conversación en Twitter respecto a su diseño más o menos acertado en el que se decía que el verdadero problema es su Arquitectura de Información (AI).

Algunos tweets sobre la nueva web del Senado

Mi primera impresión respecto a la web era que su aspecto era correcto, sobre todo comparándolo con la infame versión anterior. Pero, ciertamente, la web sufre de problemas de AI; es decir, de cómo se estructura la información, cómo se etiqueta, y de qué modo permite navegar y acceder a los contenidos que interesan.

(more…)

Menéame y su portada: una propuesta de rediseño

Una propuesta de rediseño de la página inicial de un conocido agregador social de noticias.

Menéame es, para los que no lo conozcan, un sitio web en el que un usuario puede enviar enlaces a noticias u otro tipo de contenidos que considere interesantes para compartir con la comunidad. El resto de usuarios votan (“menean“) las noticias, y las más votadas aparecen en portada.

La portada actual de menéame consiste, básicamente, en la lista de noticias más votadas, con lo que cumple bien con su cometido: mostrar los contenidos más importantes del sitio, además de una serie de tareas comunes (acceso a las secciones principales, login, registro de nuevos usuarios, etc.).

Portada actual de menéame

Sin embargo, la portada tiene un aspecto prácticamente similar al del resto del sitio web, careciendo de algunas características que podrían reforzar su papel como página más importante del sitio. La página inicial de un sitio web debe cumplir, básicamente, dos cometidos:

  • Servir de “escaparate” o presentación del sitio web, ofreciendo información sobre su función, sus contenidos, las tareas más importantes, etc. , ya que, en muchas ocasiones, la página inicial es la primera que se visita.
  • Servir de página “referencia” de exploración, a la que los usuarios vuelven cuando se pierden, no entienden o no encuentran la información que buscan.

Por ello es recomendable que, para cumplir con esos objetivos, el diseño de la página inicial sea diferente al del resto del sitio web. (more…)

Introducción al periodismo participativo (reseña)

Comentario de un texto que expone la situación del periodismo actual y los retos a los que se enfrenta con la aparición de nuevas tecnologías; todo ello como una evolución desde el periodismo tradicional hasta el periodismo participativo

Portada del libro 'We, the Media'NOTA: el texto al que se refiere esta reseña corresponde al capítulo 1 de la obra “Nosotros, el Medio”, publicada originalmente en el año 2003 en formato digital por Chris Willis y Shayne Bowman de la consultora norteamericana Hypergene.

El texto

Empieza explicando cómo Internet y las tecnologías que incluye permiten, tal como vaticinó el gurú Nicholas Negroponte, que los usuarios personalicen las noticias que les llegan, filtrando y seleccionando las que les interesan. Esta funcionalidad puede llegar a ser preocupante para el llamado periodismo tradicional ya que parece que proporciona una visión sesgada o parcial de la información (aunque cabría decir que el mismo sesgo o mayor aún existe en los medios de comunicación tradicionales, y con menos posibilidades de elección).

Aunque, para algunos autores, lo que los usuarios buscan en realidad son diferentes perspectivas o puntos de vista del mismo hecho. ¿Hacia dónde nos dirige todo eso? Según el texto tenemos que fijarnos en los early adopters para saberlo. Y pone como ejemplo el sitio de noticias surcoreano ohmynews.com: un sitio donde los usuarios no sólo eligen las noticias, sino que las escriben.

Y esa es la tendencia de los últimos años: eventos como los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la guerra de Irak o elecciones políticas han puesto de manifiesto que los usuarios tienen ahora medios para publicar información de modo rápido y sencillo. Dentro de esa tendencia están brillando con luz propia los weblogs o blogs, inicialmente pensados como un diario personal pero que se han convertido en fuentes de información que atraen a toda una comunidad de usuarios interesados en el mismo tema.

A partir de ahí extrae la definición de periodismo participativo: (more…)

Otro incordio de Windows XP: documentos recientes y su orden

El orden por defecto de los archivos en la vista “Documentos recientes” de Windows XP resulta, cuando menos, desconcertante.

Un artículo sobre las opciones más inútiles de Windows XP al que he llegado vía Menéame me ha hecho recordar otra característica de XP que me desconcierta: la vista documentos recientes.

En el diálogo para seleccionar un archivo de Windows XP (que se usa habitualmente en las aplicaciones en acciones como “abrir”, “guardar como”, etc.), una de las opciones predeterminadas es “Documentos recientes”, que se antoja muy útil a priori ya que es probable que deseemos utilizar con un fichero que hemos modificado recientemente; por ejemplo, para anexar, en un correo electrónico, un documento de texto que acabamos de editar.

La ventana que se presenta es similar a esta:

Diálogo 'Abrir' de Windows XP 

Y ahí es donde me pregunto: si es una lista de documentos recientes, ¿por qué no se ordena cronológicamente, poniendo primero el archivo utilizado más recientemente?  El orden predeterminado es justo el contrario, de modo que si quieres ver el archivo más reciente, tienes que hacer scroll hasta el final de la lista, o bien hacer click en el título de la columna “Fecha de modificación” para invertir el orden. Y, lo que es peor, tu preferencia no queda guardada y tienes que volver a realizar la misma acción cada vez que usas esa ventana.

No sé si es un problema exclusivo de Windows XP o de mi configuración. En cualquier caso, tengo la impresión de que esa vista de “Documentos recientes” se utiliza relativamente poco para lo útil que resulta. ¿Y tú, usas habitualmente esa opción?

La estupidez de la multitud: un artículo ‘llorica’ para Menéame

Una de las frases prefabricadas que se ha puesto de moda con todo eso de la web 2.0 es “Wisdom of Crowds” (algo así como “sabiduría de la multitud“). ¿En qué se basa esa sabiduría? En la participación de un…

Tira de DilbertUna de las frases prefabricadas que se ha puesto de moda con todo eso de la web 2.0 es “Wisdom of Crowds” (algo así como “sabiduría de la multitud“). ¿En qué se basa esa sabiduría? En la participación de un gran número de usuarios (cosa que permiten cada vez más las nuevas tecnologías), de modo que de las aportaciones individuales espontáneamente surge una supuesta inteligencia colectiva (algo parecido a lo que el rebuscado vocabulario empresarial llama “sinergia”).

En la práctica podemos pensar en sitios web como Menéame, en la que la “inteligencia colectiva” hace que se publiquen las noticias más interesantes; o en Amazon, cuyo gran número de clientes le permite sugerirnos (con bastante acierto) libros que pueden interesarnos, a partir de lo que otras personas con perfil similar al nuestro han comprado.

Pero… algo chirría; la cosa no es tan sencilla ni funciona tan bien como podría parecer. De hecho, va en contra de una de esas ideas más o menos difusas que te llegan por diferentes medios, bajo diferentes formas, y que te hacen abrir los ojos ante algo que, a partir de entonces, pasa a ser obvio: las comunidades suelen ser bastante más estúpidas que sus miembros individuales.

Esa tendencia la encuentro expuesta en muchas fuentes diferentes de las que considero “de referencia”, lo que no hace más que confirmarme su validez: las tiras de Dilbert (como la que incluyo), en el blog de Scott Adams (su autor), en el entretenidísimo libro “Elogio del Imbécil“, …; y de los innumerables ejemplos de la vida real, voy a explicar el que me llevó a escribir este artículo.

Lloriqueando en Menéame

Para los que no conozcáis Menéame, se trata de un sitio colaborativo en la que los usuarios votan los enlaces hacia artículos y noticias que se han enviado, de modo que los más votados se publican “en portada”, consiguiendo entonces un importante número de visitas del resto de usuarios. Los votos pueden ser positivos (si se considera interesante el enlace) o negativos (si se considera que no es interesante, que está repetida, que es irrelevante etc.).

Al grano: en septiembre envié un enlace hacia una página de mi sitio web con una foto sobre la llegada del otoño que me parecía divertida. Sorprendentemente, me encontré con que la noticia había recibido varios votos negativos.

Por curiosidad, me puse a hacer un análisis de los votos negativos, que resultaron ser estos:

  • 1 voto errónea. Entiendo que una noticia puede ser errónea, pero ¿cómo puede serlo una foto curiosa? Quizás si el enlace estuviera mal puesto… Pero no era el caso.
  • 2 votos irrelevante. Por supuesto que es irrelevante; un enlace que está en la categoría “curiosidades” no pretende tener una gran relevancia.
  • 6 votos spam. Los votos spam significan que el enlace se ha enviado únicamente para promocionar un sitio web propio. En este caso es cierto que el enlace sí era de mi sitio web. Es relativamente fácil evitar ser catalogado como spam, siempre que no se haga de modo abusivo; por ejemplo, creando un usuario “falso” para hacerlo, pidiendo a otro usuario que envíe el enlace, etc. Pero ¿por qué tenía que esconderme para enviar una foto que me parecía divertida para que la vieran los demás? Menéame tiene ya un filtro automático que evita que se abuse del spam, pero muchos usuarios tienen además una obsesión en contra de los enlaces a sitios propios, por muy interesantes que sean.

Puse este mismo análisis en un comentario de Menéame para compartir la reflexión: quizás muchos votos (no sólo los de este enlace) no tenían mucho sentido, o no se entendía correctamente el sentido de los votos negativos; lo que conseguí fue un apelativo de “llorica” que me hizo pensar todavía más sobre ello.

(more…)

La fórmula del éxito también funciona en Internet

A la hora de crear una página, un blog, o publicar cualquier información destinada a un público, uno tiene que elegir entre dedicarse a temas más o menos técnicos e impersonales, o bien centrarse en aspectos más personales e íntimos.…

A la hora de crear una página, un blog, o publicar cualquier información destinada a un público, uno tiene que elegir entre dedicarse a temas más o menos técnicos e impersonales, o bien centrarse en aspectos más personales e íntimos. ¿O quizás es mejor no elegir?

De hecho, muchos de los blogs de éxito (me viene a la cabeza el de Enrique Dans) incluyen tanto contenidos personales como públicos o técnicos. Y repasando alguna de las llamadas “aplicaciones web sociales” de éxito, como menéame o Barrapunto, podemos comprobar que las noticias publicadas, sobre todo en el primer caso, se reparten entre las de contenido técnico (nuevas aplicaciones, trucos, etc.) y las que tienen un mayor impacto emocional (noticias curiosas, imágenes agradables, etc.).

Todo eso me resulta familiar; sí, he leído sobre eso hace no mucho…

(more…)