políticorrectismo

Los 9 mandamientos de Tim Minchin

Una transcripción y adaptación del discurso del cómico australiano en una ceremonia de graduación. No, no es el típico discurso motivacional.

Tim Minchin durante su discurso en la UWAEl popular cómico Tim Minchin fue invitado a dar un discurso en la ceremonia de graduación de la UWA (University of Western Australia) en 2013. Me ha parecido que merecía la pena extraer y adaptar su contenido para ponerlo por escrito porque creo que, lejos de ser el típico alegato a favor del esfuerzo y de perseguir los sueños (que tanto sufrimos en forma de textos de autoayuda y/o para emprendedores) tiene un contenido real y práctico que puede servir para, al menos, hacernos pensar unos momentos.

Que lo disfrutéis.

Discurso de Tim Minchin

En tiempos más oscuros hice una actuación dentro de un evento para una gran empresa que creaba y vendía software para contabilidad. En un intento, supongo, de inspirar a sus vendedores metas más altas habían pagado doce de los grandes a un “conferenciante inspirador”, que era ese tío de deporte extremo que perdió un par de extremidades por congelación al quedar atrapado en el saliente de alguna montaña.

Fue muy raro.

(more…)

Autocensura en un artículo sobre los “derechos de los hombres”

El dibujante de Dilbert ha eliminado de su blog un artículo que había publicado sobre cuestiones de igualdad.

Scott Adams, dibujante de la popular tira humorística Dilbert, ha eliminado de su blog un artículo en el que hablaba de los “derechos de los hombres” (por oposición a los “derechos de las mujeres”). El autor ha dejado en su lugar este comentario:

He borrado el artículo de hoy. Mis lectores habituales tienen la capacidad de manejar este tipo de temas, pero ha ganado demasiada atención fuera de mi círculo habitual de lectores.
El conocimiento es algo peligroso.

El artículo original está disponible (en inglés) en Reddit.

Scott Adams es conocido, además de por las tiras de Dilbert, por sus acertados y sarcásticos artículos en su blog. Que cada uno juzgue por sí mismo.

Tira de Dilbert