Nassim Taleb

Los que no se juegan el pellejo

¿Se ven nuestros gobernantes realmente afectados por las decisiones que toman? Parece que la respuesta es no. Y eso, como explica Nassim Taleb en ‘Antifrágil’, es un grave problema.

Portada del libro 'Antifrágil'¿Cuál es la manera más práctica de repartir una tarta entre dos personas? No es necesario acudir a un tercero; basta simplemente con que una de ellas haga las partes, y la otra elija con cuál se queda. Y funciona porque todos los que participan se ven afectados por el resultado.

Esa es una idea que se repite constantemente en Antifrágil (continuación lógica de El Cisne Negro, la anterior obra de Nassim Taleb). Insiste Taleb una y otra vez en que no podemos dejar que personas que no se juegan nada tomen decisiones; ni siquiera tenemos por qué escuchar sus opiniones. ¿Por qué? Porque esas personas no tienen la piel en el juego (“skin in the game”).

La idea fundamental del libro es que los sistemas más o menos complejos (por ejemplo, la economía o el cuerpo humano) pueden reaccionar de tres maneras ante sucesos imprevistos: verse afectados negativamente (son “frágiles”), ser más o menos inmunes (son “robustos”), o beneficiarse de ellos (Taleb los llama “antifrágiles”). Y el problema con las opiniones de los no involucrados es que no se ven afectados por la fragilidad que usualmente provocan. 

La prueba de que no se trata de una idea excepcionalmente novedosa es la cantidad de expresiones que ya tenemos para referirnos a situaciones similares. “Jugarse el pellejo”, “predicar con el ejemplo”, “jugarse las habichuelas” o, en sentido opuesto, “haz lo que yo diga, no lo que yo haga” son más que habituales en nuestro lenguaje.

(more…)

‘We are not good at designing’ (or why users are black swans)

This is one of the conclusions of the author of “The Black Swan” that may be also applied to the design of interfaces.

Listen Nassim Taleb in this interview (minute 4) claiming that humans are bad designers:

In his most popular book, “The Black Swan” (nothing to do with the movie), Taleb explains that many disciplines allegedly scientific like sociology, meteorology, politics and especially economics, are so complex and are so hugely affected by single events impossible to foresee (“black swans”), that making valid predictions is useless in most cases. Worse still, we are unaware of how bad we are making predictions.

Obviously, Taleb is not talking specifically about interface design, but it’s inevitable to come to the same conclusion because it’s also true that we are not good at designing interfaces. That’s why every approach to User-Centered Design is iterative: we know we are not going to find a suitable solution at first, so we keep trying and refining until we reach a valid design (because “we are good at discovering things”).

And what are our black swans? Users: it’s impossible to foresee how users are going to react in front of an interface (anyone who has performed or watched a usability user test has realized).

(more…)

“No somos buenos diseñando”

Es una de las conclusiones del autor de “El Cisne Negro” que puede aplicarse también al mundo del diseño de interfaces.

Lo afirma Nassim Taleb en esta entrevista (a partir del minuto 4):

En su libro más popular, “El Cisne Negro” (nada que ver con la reciente película), Taleb expone que muchas disciplinas supuestamente científicas como la sociología, la meteorología, la política y, especialmente, la economía, son tan complejas y se ven tan tremendamente afectadas por acontecimientos puntuales imposibles de prever (los “cisnes negros”), que pretender hacer predicciones válidas en la mayoría de casos es totalmente inútil. Y lo peor es que ni siquiera somos conscientes de lo malos que somos haciendo predicciones.

Por supuesto, Taleb no se refiere específicamente al mundo del diseño de interfaces, pero es inevitable llegar a la misma conclusión. También es cierto; no somos buenos diseñando interfaces. Por eso todos los enfoques de Diseño Centrado en el Usuario son iterativos: sabemos que no vamos a encontrar una buena solución a la primera, y por eso vamos probando y refinando hasta encontrar un diseño válido (“somos buenos descubriendo cosas”).

¿Y cuáles son nuestros cisnes negros? Los usuarios: es imposible prever exactamente cómo van a responder los usuarios ante una interfaz (cualquier que haya realizado o presenciado un test de usabilidad lo ha comprobado).

(more…)