arte

Los 9 mandamientos de Tim Minchin

Una transcripción y adaptación del discurso del cómico australiano en una ceremonia de graduación. No, no es el típico discurso motivacional.

Tim Minchin durante su discurso en la UWAEl popular cómico Tim Minchin fue invitado a dar un discurso en la ceremonia de graduación de la UWA (University of Western Australia) en 2013. Me ha parecido que merecía la pena extraer y adaptar su contenido para ponerlo por escrito porque creo que, lejos de ser el típico alegato a favor del esfuerzo y de perseguir los sueños (que tanto sufrimos en forma de textos de autoayuda y/o para emprendedores) tiene un contenido real y práctico que puede servir para, al menos, hacernos pensar unos momentos.

Que lo disfrutéis.

Discurso de Tim Minchin

En tiempos más oscuros hice una actuación dentro de un evento para una gran empresa que creaba y vendía software para contabilidad. En un intento, supongo, de inspirar a sus vendedores metas más altas habían pagado doce de los grandes a un “conferenciante inspirador”, que era ese tío de deporte extremo que perdió un par de extremidades por congelación al quedar atrapado en el saliente de alguna montaña.

Fue muy raro.

(more…)

No desprecies tu intuición

Por coincidencia, dos de los blogs que leo habitualmente han escrito hace poco sobre algo que, aunque ellos no lo nombren explícitamente, yo describiría como intuición contra conocimiento formal; en pocas palabras, ambos se refieren a la capacidad que tenemos…

Por coincidencia, dos de los blogs que leo habitualmente han escrito hace poco sobre algo que, aunque ellos no lo nombren explícitamente, yo describiría como intuición contra conocimiento formal; en pocas palabras, ambos se refieren a la capacidad que tenemos en ocasiones de realizar tareas de forma no razonada, sin seguir reglas establecidas. Es ese conocimiento que tenemos en ocasiones, que surge de manera natural, pero sin que sepamos explicar exactamente cómo.

The Dilbert BlogLos blogs a los que me refiero son de temáticas totalmente distintas: uno de ellos es The Dilbert Blog, creado por el dibujante de Dilbert, Scott Adams. A pesar de su título, los artículos pocas veces tienen que ver con sus tiras cómicas; se trata más bien de contenidos e ideas personales, eso sí, contados con el mismo humor (ligeramente) ácido de las tiras de Dilbert.

(more…)

Esto sí es arte

También los que tenemos más tendencias científicas que artísticas (vamos, los que somos “de ciencias” más que “de letras”) nos preguntamos de vez en cuando qué se puede considerar arte, y qué no. Sí, (h)el-arte es morirte de frío; el…

También los que tenemos más tendencias científicas que artísticas (vamos, los que somos “de ciencias” más que “de letras”) nos preguntamos de vez en cuando qué se puede considerar arte, y qué no.

Sí, (h)el-arte es morirte de frío; el chiste era inevitable.

Poco discutible es que cosas como el Canon de Pachelbel o El Jardín de las Delicias se puedan considerar obras de arte. Pero existe una zona difusa, sobre todo dentro de lo que se da en llamar “arte moderno”, que alimenta la controversia.

Y es que hechos como que una limpiadora de un museo londinense confunda una supuesta obra de arte con basura y la tire, o que un bromista se cuele en museos de New York y consiga exponer objetos ridículos como si fueran obras de arte sin que nadie se de cuenta en varios días le hacen preguntarse a uno dónde están los límites entre lo ridículo, lo personal y lo artístico.

Hoy, gracias a menéame, he encontrado un ejemplo perfecto de lo que puede considerarse arte; por supuesto, es una apreciación personal (cómo no, tratándose de emociones). El ejemplo puedes verlo aquí:

Escultura en papelMe parecen fantásticas; son esculturas en papel, simplemente eso.

El material no puede ser más sencillo: papel y pegamento. Pero la idea es tan original y tan bien realizada que sorprende.

Si os fijáis, el juego entre la escultura y el espacio que dejan en el papel da lugar a interpretaciones; son sombras que al mismo tiempo son el origen de las figuras.

En definitiva, una idea sencilla, bien realizada, original y que te hace pensar para interpretarla. No necesita complicadas explicaciones para entenderla ¿No debería ser siempre así el arte?

El artista se llama Peter Callesen, y puedes ver el resto de su obra aquí.